Política y paz | Una sola humanidad | Espiritualidad | Sociedad | Tierra sagrada

Política y paz

 PÁGINAS:  1 | 2 

¡Última hora!

27 de Noviembre de 2017
“¡Última hora! Según relatan fuentes fiables cercanas a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy habría aceptado la reciente propuesta del president de la Generalitat y habría viajado este pasado sábado a la capital belga. Una vez en el hotel donde se aloja Puigdemont, en una sala habilitada con premura al efecto, el presidente del Gobierno habría trasladado al dirigente catalán un mensaje de este tenor: ‘Mire Vd. tiene que tomar el turrón de Nochebuena con su familia, en su casa y este problema lo tenemos que empezar a resolver ya de una vez por todas con buena voluntad por ambas partes.’

Un Puigdemont asombrado, no habría dado crédito a este visita sorpresa. El mensaje de Rajoy, sin obviar considerables dosis de autocrítica, habría consistido básicamente en enviar a su adversario político una clara intención de resolución dialogada del conflicto catalán. Las mismas fuentes detallan que Mariano Rajoy habría dado indudables señales al político autoexiliado de querer iniciar con las Navidades una etapa de relaciones definitivamente nueva: ‘Mire señor Puigdemont, seguramente ni Vd. ni yo hemos atinado. Vds. no deberían haber tenido tanta prisa, saltarse la legislación aún vigente a la torera, pero también es verdad que nosotros no debimos haber reaccionado como lo hicimos. Sobraban las porras, sobraba la judialización de un problema político. Vamos a intentar hacerlo de otra forma.’ Tras esta primera visita informal, Rajoy habría emplazado al líder catalán a una reunión más oficial y de carácter ya negociador, en la que estarían presentes ambos equipos de gobierno.

De plegaria y humildad

24 de Noviembre de 2017
Todos debiéramos rezar, no sólo el dirigente de ERC. Todos debiéramos sincerarnos en nuestro interior y preguntarnos cómo hemos podido caer tan bajo en el desprecio de la disidencia. Estamos poniendo el grito en el cielo porque unos señores y señoras han clamado pacíficamente sus aspiraciones desde una escalera gótica y sin embargo nadie se inmuta cuando una juez les llama “criminales”, cuando los articulistas de los mayores periódicos de España ridiculizan a uno de ellos, hombre de fe sincera que discreta y silenciosamente se arrodilla cada día en la cárcel y reza.

¿Cuánta soberbia no cabe en esa “España grande” y cuestionablemente unida de la que tanto nos empezamos a cansar? Hace falta toneladas de humildad en la política, la judicatura y la comunicación, so pena de no saber hasta dónde caeremos. Hace falta una nueva y más honda "apertura", una nueva transición hacia una más altruista mirada colectiva. Quizás todos debiéramos arrodillarnos con “Fray Junqueras”; debiéramos tomar su rosario y meditar sobre cómo hemos podido llegar hasta aquí, cómo hemos podido alcanzar esta altanería, cómo dado rienda a este ultraje vejatorio del otro humano, cómo por ejemplo el insulto hacia el político catalán se ha elevado sin pudor a la categoría de gesta valiente.

¿POR QUÉ SÓLO HASTA AQUÍ?

13 de Octubre de 2017
Amigos catalanes de la órbita soberanista me piden que por favor aclare lo de "rendirse al ultimátum de Rajoy". ¿Por qué acatar sus condiciones, por qué hasta aquí sí y más allá no? ¿Por qué con la fuerza acumulada no llegar “hasta el final”? Explicaba mi parecer en el anterior artículo “Europa silente”, pero deseo aquí añadir algún argumento.

Primero aclarar que no puedo hacer mío ese “final” . Lo he explicado en diferentes ocasiones, pero no me importa repetirme. Estoy en esta apuesta porque creo que la libertad es la primera de las leyes superiores, divinas, que no necesariamente (como bien podemos constatar) de la tierra; porque sin ella no es posible la evolución. Estoy en este jaleo porque, al igual que otros muchos ciudadanos del Estado, consideramos que en España hay un déficit muy importante de libertades y de democracia y que es preciso pujar pacífica y constructivamente por ello. No cabe duda de que Catalunya es valiente vanguardia en esa apuesta. Estoy en el jaleo, con todas las adversas consecuencias que me ha traído, porque considero que Catalunya tiene derecho a decidir su futuro, no porque deseo una Catalunya independiente. No es mi particular deseo.

Administrar la victoria

2 de Octubre de 2017
La lección de contención, no-violencia y civilidad que ha dado el primero de Octubre la ciudadanía catalana ante el uso desproporcionado, injustificable e irresponsable de la fuerza, es de lo más significativo y estimulante que hemos visto en la reciente historia de nuestro país. Ghandi estaría orgulloso del reencarnar de una "Satyagraha" o acción no violenta llevada a cabo a tan gran escala por parte de cientos de miles de personas en pos de la justa causa de la libertad. La Catalunya movilizada ha encarnado en la jornada de su referéndum una conmovedora y valiente expresión de su alma colectiva ante la opinión pública mundial, también ante quienes sólo han sido capaces de esgrimir el uso de las porras y las balas de goma para tratar de imponerse. Hemos contemplado una ejemplar "Satyagraha" aderezada por una capacidad asombrosa de creatividad e ingenio para burlar el acoso policial.

La ciudadanía movilizada ha obtenido una clara victoria moral a la vista del mundo entero, al haber desbordado la fuerza de las armas con la presencia desnuda de la multitud, con la interna fuerza que donan razón y anhelo de libertad. Ahora bien, ahora llega lo más difícil, el saber administrar esa victoria palmaria. Con el más que evidente triunfo en las manos, el Govern se inclina ya por el inicio del camino a hacia la independencia. Hay un claro responsable de que los dirigentes catalanes apuesten ya decididamente por esa drástica opción y es el Gobierno inmovilista de la nación.

Catalunya en el corazón (I) Ensanchar libertades

2 de Octubre de 2017

Colección de artículos de reflexión sobre la apuesta firme del pueblo catalán por las libertades

Vivimos tiempos afortunados. Ya nunca más será como antes. Ya la violencia injusta y desproporcionada del Estado no sale gratis. Las nuevas tecnologías suman a los nuevos vientos. Soplan en el mismo y emancipador sentido. Miles de teléfonos y cámaras sacan la verdad a la luz, la verdad de unas gentes sensibles, movilizadas por nobles ideales. Miles de pequeños aparatos están logrando con sus imágenes la reprobación mundial de la agresividad desatada por el Gobierno de Rajoy contra la pacífica y cívica ciudadanía que simplemente deseaba ejercitar el derecho de votar.

La creciente mundial reprobación a la indigna actuación del Gobierno de España, traiga su debida recompensa en forma de superación de su actitud inmovilista e irresponsable, así como de apertura al diálogo y el acuerdo imprescindibles. Nunca es tarde para adecuar las leyes y Constitución a los nuevos tiempos, nunca es tarde para nuevos consensos y anhelada concordia, siempre es tarde para la porra y las pelotas de goma contra la ciudadanía desarmada.

¡Ne touche pas!

14 de Septiembre de 2017
¡Ne touche pas! Nadie por favor toque esas urnas; nadie por favor las secuestre y las lleve a una sombría estancia policial. Esas urnas son de la ciudadanía y ningún dirigente político, ningún togado que albergue principios democráticos, debería tocarlas. Difícilmente se hallarán razones para pretender sofocar nuevos espacios de democracia dignamente conquistados.

Seguramente se equivocan quienes van contra los vientos de la historia, quienes aspiran a dibujar una nueva línea divisoria humana, quienes ven en la independencia la panacea para la resolución de todos sus problemas. Sin embargo tienen derecho a equivocarse. El futuro se las basta para enmendar los posibles pasos equivocados.

En favor de un Estado de derecho

11 de Septiembre de 2017
Lo afirmo con genuina aspiración, con corazón en mano. Quisiéramos ser súbditos de un Estado de derecho, con garantías democráticas, con separación de poderes... Lo afirmo con sinceridad y pena: no es nuestro caso. No estamos por la Calatunya separada e independiente, pero sí por la consolidación de las libertades. Catalunya es el detonante que abre la crisis imprescindible. En estos momentos Catalunya es vanguardia, punta de lanza en la consecución de un verdadero Estado de derecho. El desenlace de la crisis comienza a ser traumático, pero no les han dejado alternativa.

Conservar la paz

11 de Septiembre de 2017
El "ahimsa", el espíritu de la no violencia y la inofensividad, implica un pleno gobierno del alma sobre la personalidad a menudo irascible. La injusticia nos pone a prueba en lo emocional como pocas otras cosas. Me empleo internamente para impedir que me gane el enfado. A veces siento que se me escapara la paz. Pido a Dios toda Su Fuerza para detenerla en mi interior. Ojalá logremos conservarla en los difíciles días venideros.

Tras unos días de olas y montañas, de mar y de alturas colmados de disfrute y gozo, acabamos de bajar de nuevo a la civilización. Peligrosa inercia del telediario a las nueve de la noche. Pongo la televisión y siento una profunda indignación querer apoderarse de mí. Ya hablan sin pudor de cárcel para el presidente de los catalanes...

¿Ideales o figura?

11 de Septiembre de 2017
Las próximas elecciones generales alemanas tienen su evidente interés añadido. No en vano Alemania marca tendencia en la política del viejo continente, no en vano muchos ven en las urnas del 24 de Septiembre la oportunidad de relevo de la canciller. La disyuntiva está servida entre la fidelidad a los ideales o el apoyo a la figura, a la mujer brillante, valiente, al tiempo que controvertida. Más allá de lo pasajero, por más el mandato de la dama se prolongue, nos debemos a nuestros ideales y por lo tanto compromiso prioritario con la Alemania verde y solidaria de cara a sus ya cercanos escrutinios. Quisiéramos un avance de “Die Grünen”. Este movimiento habla por nosotros, por nuestros sueños. Lo viene haciendo desde hace ya mucho tiempo de forma seria y eficaz. “Die Grünen” son además el corazón de todo el movimiento verde europeo.

Rencores caducados

3 de Septiembre de 2017
Golpean nuestros oídos desacostumbrados los cañones que burlaron el pasado. Un humo denso inunda el ajado lienzo de la memoria. El griterío de la población despavorida se cuela entre los estallidos del ahora. Sólo el ensordecedor estruendo de esos cañonazos es capaz de abrir las puertas del averno antiguo, de transportarnos al horror del momento; sólo las velas y los cantos son capaces de sugerirnos el caro interludio de la paz.

Siempre recordar. Somos porque fueron y fueron con valor, con confianza y heroísmo. Gozamos de este presente, porque se armaron de fuerza. Gozamos de ciudad porque no se derrumbaron ante las cenizas, porque decidieron en una cercana Zubieta reencontrarse con el futuro. ¿Qué hacer con el saqueo antiguo, con la ignominia de otrora? Seguramente seguir la senda de nuestros mayores. Cargados de fe y esperanza mirar siempre hacia adelante.

Un mundo que funcione para todos

19 de Julio de 2017
En unas imágenes posa orgulloso con un oso, en otras con un león, con una pantera, con una pareja de búfalos… todos abatidos, todos muertos… Tantos tiros en las diferentes selvas del mundo y al final un tiro a sí mismo. Le deseamos todo lo mejor a ese alma que no aguantó su estancia en la tierra, que no soportó seguramente tantos dedos que le apuntaban. Le deseamos que en el Cielo pueda encontrar la dicha verdadera que aquí, ni en los largos safaris, ni en las exquisitas moquetas…, pudo alcanzar.

Carta fraterna a un sacerdote combativo

12 de Marzo de 2017
Querido amigo: intentamos en vano muchas veces. Quisimos afiliar a Jesús a una causa celota de la que siempre se mantuvo distante. Quisimos extraer hierro de un evangelio que no lo contenía. Pudimos abrazar una Teología de Liberación cuando no vimos otra salida, pudimos levantar el puño cuando aún no habíamos logrado aparcar la rabia. Pudimos equivocadamente clamar a favor del grupo violento de turno cuando nos cerraron tantas avenidas…, pero ya no es ese tiempo. Esa hora dura felizmente ya pasó. Ahora somos llamados a un ulterior paso. Se abren nuevos y luminosos cauces para acercar el mañana.

Por una democracia verdadera

6 de Febrero de 2017
Un político auténticamente demócrata, con el que, dicho sea de paso, no comparto sus aspiraciones independentistas, va a ser juzgado hoy en Barcelona. Su “delito”: consultar a la ciudadanía, sacar las urnas a la calle. Para muchos poderes fácticos no es suficiente el mayúsculo atropello de sentar a Artur Mas en el banquillo. El segundo periódico de el país, “El Mundo”, demanda hoy lunes en su lamentable editorial medidas más drásticas. Es difícil a estas alturas entender tanta nostalgia de la Brunete y sus tristes tanques…

Estamos por supuesto por la unión humana fraterna y al mismo tiempo libre, no por la retención forzada. La fábrica centralista de independentistas no para de auspiciar separación con su actitud represiva. Siempre, siempre el diálogo, jamás la imposición es el camino. Sólo un Estado con serias deficiencias democráticas juzga a todo un presidente democráticamente elegido de una Comunidad por haber consultado a la ciudadanía.

Socialismo sin “ricino”

8 de Diciembre de 2016
Caducaron sus revoluciones como caducan los vinos que no se mantienen frescos, como se enmohecen las casas que no se airean, como se agrieta la tierra que no se remueve… Nada nos dicen los líderes que hablaron en la Plaza de la Revolución en la despedida de Fidel Castro. Sus palabras no nos dan alas, sólo son lastre de munición para el soldado que ya se jubiló, que ya no somos, ni deseamos ya más ser… Nada nos dice esa perpetua llamada a la trinchera. Ante la multitud congregada, sólo hombres mentando enemigos que no ceden, glosando guerras que nunca se acaban…; sin embargo aquí, a este lado del mar inmenso, nuestras mujeres ya nos escondieron las armas donde jamás las encontraremos. Hace ya muchas lunas que nos susurraron dormidos que la batalla si no es florida, sin violencia está para siempre perdida.

¿Cuándo nos llamarán para construir en libertad? No nos ilusiona el bloque bolivariano. Se pudieron levantar contra el oprobio, contra el abuso y la explotación en su día, pero han instalado nuevos dominios. Sólo cambiaron el color de las paredes y fachadas. Aún no ha amanecido, por lo menos no vemos su radiante sol iluminando para todos.

Él también descanse en paz

27 de Noviembre de 2016
Nosotros no podemos decir "hasta siempre comandante", porque siempre es un horizonte de libertad, no sólo de justicia; un mañana en el que entraremos y saldremos de las islas a voluntad; en el que nadie nos retendrá en el trópico, en el que nadie nos perseguirá por las ideas que broten de nuestros adentros.

No podemos decir "hasta siempre comandante" por más que no se nos haya enfriado la sangre revolucionaria, por más que el atropello y la injusticia nos sigan sublevando, por más que sigamos caminando por nuestras particulares y Maestras Sierras, alertas siempre en nuestras atalayas, en nuestras salvajes y amenazadas Bahías de Cochinos...

Descanse en paz

25 de Noviembre de 2016
El mero cambio de dimensión de por sí a nadie ennoblece. Dice la sabiduría sin tiempo que si emprendemos un largo viaje, ya en destino no seremos ni mejores, ni peores personas que cuando lo iniciamos. Igualmente si dejamos el cuerpo y nuestro alma remonta vuelo hacia las moradas espirituales, ya en destino no seremos tampoco personas diferentes, seremos el mismo ser, con nuestras mismas virtudes y defectos. A uno y otro lado del velo gozaremos del mismo nivel evolutivo.

El corazón que se detiene no cambia de repente a su dueño, él es el mismo que cuando el vital músculo latía. No deberemos por lo tanto endiosar a quien abandona vestidura de carne. Sin embargo algo muy diferente es procurar siempre el acercamiento humano.

Remendar sociedad

25 de Noviembre de 2016
Al otro lado de nuestra querida Urbasa, del inmenso hayedo ya casi desnudo que se empiezan a cargar de nieve, se encuentra Alsasua. La “capital” de la Sakana está en todos los medios de comunicación. Hablan éstos, sobre todo los que desconocen la cotidianidad y gustan de funcionar a base de barato titular, de una convivencia rota. Yo no lo creo, por más que sí que haya necesidad de algún remiendo. Tienen mucha responsabilidad esos medios en sobredimensionar un acto absolutamente deplorable, pero que representa más el estertor de un pasado convulso, que el exponente de una brecha insalvable.

En realidad por todas partes estamos cosiendo las relaciones, por todas partes estamos pidiendo hilo para sanar las heridas que dejan las confrontaciones sociales de todo tipo. En EEUU los grandes colosos de la informática son seguramente los que más original y acertadamente han tirado estos días de ese hilo restaurador de la convivencia. En eso se acercó la Navidad y ante el inmenso abeto, ante ese urgido y luminoso “totem” de la esperanza, se esfuerzan en amalgamar una sociedad que ha quedado fragmentada tras tan dura carrera electoral (anuncio de Apple).

Obama

12 de Noviembre de 2016
Cuando se levanten muros en mitad del desierto y la nada, cuando a las puertas del médico pregunten por la cuenta corriente, cuando los costosos acuerdos contra el cambio climático de París sean papel mojado, cuando la Tierra nuestra Madre vuelva a estornudar, cuando los hermanos sudamericanos, musulmanes... deban de ir en masa a los grandes almacenes a comprar maletas, cuando el improperio sustituya a la mesura, el ataque a la voluntad integradora, la amenaza a la diplomacia, cuando Cuba, Irán... vuelvan a ser antojadizos enemigos y se engrasen las lanzaderas…, entonces nos acordaremos de ese presidente de color al que tan poco apoyamos, al que llegamos a vilipendiar, al que negamos el merecido honor de Nobel de la Paz. A menudo sólo la sonada ausencia es capaz de delatar el error antiguo.

No todo estaba perdido…

9 de Noviembre de 2016
¿Quién dijo que todo estaba perdido...? En las horas más difíciles venimos a ofrecer nuestro corazón, nuestras manos, nuestra fe, nuestra esperanza... Nunca pensamos que el luctuoso titular de "Trump presidente" osaría ocupar una tormentosa mañana nuestra pantalla.

Pienso en los contextos de crisis y conflictos donde la diplomacia sostiene delicados acuerdos como en Irán. Pienso en ese pretendido e ignominioso muro del Sur donde la nada arenosa, la valiente osadía y la alambrada. Pienso en las minorías, en los hermanos musulmanes, homosexuales, “ilegales”…, pienso en quienes en medio del apuro echarán mano al bolsillo y se encontrarán sin seguro médico…; pienso sobre todo en la Tierra nuestra Madre que no tiene boca, ni voto, ni manos para llevar pancarta, ni piernas para patear, ni estómago para dejar de comer en señal de desacuerdo. Pienso en Quien nos nutre y nos sostiene de nuevo devuelta a la condición de simple objeto de explotación y depósito de contaminación y basuras. Los acuerdos de París contra el cambio climático ya son cuestionados desde las filas del magnate. Hay quienes a duras penas aún pueden esperar, pero la Tierra era precisamente la que necesitaba más apremiado tratamiento.

Cal muerta

26 de Octubre de 2016
Cada tramo próspero, feliz de la historia se sustenta sobre una base de sana convivencia y mutuo perdón. No es posible edificar un mañana grande sin sólido cimiento de reconciliación. De eso sabemos algo las dos España que convenimos en el difícil, exigente, pero siempre necesario abrazo. El abrazo de los setenta debiera perpetuarse. No es nostalgia del “espíritu de la transición”, es convencimiento de que la cultura del acuerdo ha de extenderse y renovarse cada día. No es que la transición fuera modélica, es como mejor lo supimos hacer. No debiéramos perder memoria de los abrazos. Tendremos que renovarlos, mientras que la convivencia no se termine de armonizar.

Con Felipe González la España moderna dio todo lo que daba de sí entonces. Mucho debemos a aquel tiempo y a la gran mayoría de sus protagonistas políticos. Nos acompañaron de la larga noche al alba, nos sacaron de la dictadura y nos metieron en la Europa democrática y unida. No murieron de éxito, los nuevos gobernantes también erraron. Tanto plomo despertó al “Estado gangster”. Atravesaron con nocturnidad y alevosía la frontera con Francia, también los límites de la ley. La venganza se hizo carne de gobierno y habitó entre nosotros. Una guerra sucia se sumó a otra que ya lo era. No sólo los del puño y la rosa, otros tantos nos mancharíamos, o cuanto menos salpicaríamos, en ese tiempo turbulento.