Política y paz | Una sola humanidad | Espiritualidad | Sociedad | Tierra sagrada

¡Libertad para Otegi!

La sombra le sea leve a quien giró el timón y puso norte, a quien prendió la luz en las tinieblas de los suyos; a quien inició la larga travesía que arrancaba en los charcos de sangre. La sombra le sea leve a quien tras fatal, tremenda sentencia, con una sola frase en su twiter ("nadie abandone el camino emprendido"), ha hecho seguramente más por la paz que todos los últimos operativos “antiterroristas”.

Estamos contigo Arnaldo, no con tus ideales, ni con tu independencia en un mundo que pretendemos ancho y sin frontera alguna, sino con tu estar contenido, con ésa, tu respuesta grande. Estamos contigo, no con tu pasado guerrero, sí con tu presente valiente, cargado de dignidad y fortaleza interna. Estamos contigo, no por supuesto con el vil hierro de antaño, sino con esa fiebre de no-violencia que durante años, encuentro tras encuentro, asamblea tras asamblea, supiste con tesón y pasión contagiar a tu gente.

De alguna forma representas algo de nosotros/as en cuanto pueblo, sí por supuesto de nuestros errores, de nuestro orgullo tan a menudo peligroso y desmedido, pero también de nuestra mirada que se pretende noble, que se pretende esperanzada. Estamos contigo y tu amor a esa tierra, a ese alma, a esa lengua ancianas. Desde la diferencia de afanes y postulados políticos, estamos contigo y tu sentido de lealtad, contigo y tu constancia, contigo y tu sólido testimonio humano, allí lejos en medio de la sombra, quizás fecunda, pero a todas, todas luces dura e inmerecida.

Koldo Aldai
www.Artegoxo.org

 
   |<  <<    >>  >|
NUEVO COMENTARIO SERVICIO DE AVISOS

 
  LISTA DE COMENTARIOS