Política y paz | Una sola humanidad | Espiritualidad | Sociedad | Tierra sagrada

Espiritualidad

 PÁGINAS:  1 | 2 

Cabalgando desapegos

14 de Febrero de 2016
"No podemos detener la hora, menos aún a nuestro diminuto antojo. No podemos detener el tiempo y con él, el paso de las almas que nos acompañaron. Lo nuestro es soltar, abrazar y despedir, un continuo agitar de pañuelo. Sólo nos resta colorear ese trozo de algodón más o menos deshilachado, asumir serenamente ese ir y venir ininterrumpido. Nuevos escenarios de más luz y mutua comprensión se preparan, nuevos espacios en los que quizás podamos invertir un poco más de compasión y ternura.

"La casa está preparada"

1 de Febrero de 2016
Vamos de casa en casa, de cuerpo en cuerpo, en el anhelo de purificación en su interior del inquilino que somos. La madre nos presta el espacio sagrado para hacer la casa y los minúsculo elementales son los obreros gentiles, generosos, incondicionales que construyen la nueva morada. Los ángeles de las formas son los diseñadores y arquitectos. Utilizan los mejores materiales, sobre todo los que nos corresponden por nuestro nivel evolutivo. Los “ladrillos” que conformarán nuestra morada física, etérica, astral y mental, no serán otros que los que los que nosotros mismos hemos amasado con el barro de nuestras acciones, sentimientos y pensamientos en la anterior encarnación.

La concepción, misterio entre los misterios

1 de Febrero de 2016
La mañana aún está húmeda. Cada brizna de hierba atesora su gota de plata que ofrece orgullosa a la creación. El sol ya gobierna, pero aún no las ha arrebatado. Aprovechando la mínima tregua del invierno, tecleo en un jardín rodeado de verde vida. En realidad todo teclea a mi alrededor, todo teclea y yo sólo callo y dejo que la vida se escriba y me dejó acariciar por el sol y cantar por los pájaros que valientes no marcharon.Investigamos los misterios de la vida, no porque queremos enseñorear nuestra mente, más al contrario porque deseamos vernos cada vez más envueltos en la luz y el amor que todo lo desborda. Explorar y sacar a la luz es también una forma de orar, de rendirnos al fin y al cabo cada día un poco más. No sé si investigamos, no sé si hacemos poesía..., ya no distingo y empiezo a creer que todo es un mismo afán, un mismo y gozoso anhelo.

Ricardo Ocampo in memoriam

22 de Enero de 2016
Era mucho antes del "me gusta " y me deja de gustar, de que las redes sociales transformaran nuestras vidas. Era cuando a golpe de mail estábamos convencidos que podíamos sentar las bases de un mundo más unido y fraterno; cuando pretendíamos crear una ancha red de luz a base de intensa comunicación trasatlántica. Nuestras visiones fraternas se cruzaban en medio del océano.

En junio del 2000 en el asrham de la GFU de las Raíces, cerca de Monterrey, creamos, junto con él y los hermanos de Oromu, la Red Iberoamericana de luz. En ese viaje a México me albergó gentilmente en su casa del DF. Después vinieron los encuentros en Costra Rica, Venezuela, Colombia, Madrid..., también el tiempo de las disputas. En medio de la fragua de la malla de luz, al borde del horno a rojo vivo, también nos echamos nuestras risas. Humor del bueno el que gastaba el amigo, sobrio, pero profundo, acertado. Ricardo ha tenido que partir para reparar en lo mucho que nos peleamos. Sirva su vuelo para descargar en el futuro este teclado de toda carga de eventual dinamita. No ocultaré aquella gresca que se prolongó durante años. Rindo a él ahora el agradecimiento y el honor que no lo hice en vida física.

Nuestras puertas de misericordia

17 de Diciembre de 2015
Me vienen a la memoria con motivo de la inauguración del llamado “jubileo de la misericordia”. Aquel sábado se pusieron sus mejores galas, pero ya no recuerdo sus caras. El tiempo ha ido borrando el recuerdo, apagando sus rostros. Lo que no olvidaré eran sus ganas de reír, de saltar, de danzar… Algo tenía que ver todo aquello con las ganas de rehacer sus vidas. En algún momento encallaron sus futuros y ahora cuentan los días que les restan a la sombra. El próximo lunes a la tarde, si Dios quiere, iremos de nuevo a la prisión de Texiero. Queremos llevar algo del espíritu de la Navidad también intramuros. Volveremos a hacer teatro y a bailar con ellos. Ojalá esas sonrisas se vuelvan a encender, ojalá la música, la risa y la danza les inunde de su propia misericordia. "Misericordia” viene del latín “misere” (miseria, necesidad), “cor-cordis” (corazón) e “ia” (hacia los demás). Misericordia es tener un corazón solidario con quienes tienen necesidad, pero el corazón que se abre hacia afuera, también habría de saber girar hacia dentro. Hace bien el Papa Francisco al abrir las puertas de la misericordia. Al entreabrir el pasado 8 de Diciembre las puertas de San Juan de Letrán, seguramente quería también empujar un poco hacia dentro las puertas de nuestros corazones.

Yo no las junté…

13 de Julio de 2015
La evolución humana bien puede resumirse en el gesto. Nuestra historia personal y colectiva bien podría estar reflejada en ese tránsito. En una misma vida nos dimos oportunidad para los dos gestos. A cada instante se nos abre en realidad la disyuntiva del golpe o del abrazo, de la disputa o del encuentro. El gesto nos delata, al igual que la palabra o el soplo. Quizás no había tanta distancia entre el camarada y el hermano. Cuando se abren, cuando se cierran, cuando se levantan, cuando se acercan al corazón..., las manos nos delatan, nos revelan al mundo.

La nobleza de la renuncia

12 de Junio de 2015

A propósito del celibato

Pueden sobrar los hábitos y sotanas, pero nunca estarán demás las auténticas, las sinceras renuncias. El celibato no ha perdido razón de ser, pero está llamado actualizarse. El celibato 2.0 está llamado seguramente a un desapego de marcas y doctrinas, a ser vivido en la plena libertad que ha de caracterizar nuestros días. El obispo emérito de San Sebastián y Bilbao, Juan María Uriarte, acaba de publicar una nueva obra por nombre “El Celibato” en la que apuesta por “la nobleza” de ese estado. El autor explica en profundidad su propuesta de “una pedagogía necesaria para garantizar un celibato “sano y logrado”. Saludamos el coraje del siempre bien recordado obispo al reflexionar sobre este tema controvertido. Ser célibes por y para una razón superior, la razón de nuestros semejantes, no debiera ser una opción destinada a pasar de moda. Quizás la pedagogía más garantista del celibato sea abrazar humanidad, amar profundamente al prójimo hasta el punto del olvido de uno mismo.

Cambia todo cambia...

12 de Mayo de 2015
Ese viento que peina ahora la alta hierba de la primavera, acarició ayer la nieve blanca que cubría todas las praderas; ese viento peinará también otros cabellos menos canosos que llevaremos mañana. Ese humo que regalan aún al limpio cielo algunas chimeneas de la aldea, fue ayer recia encina del bosque... Al mismo paisaje, quién sabe que estampa se le antojará en el futuro. La vida nunca se acaba y nosotros vamos con ella. La muerte no existe, pero no queremos ir de sabios, ni de listos, sólo somos trovadores de esa vida sin fin. Fuimos de aldea en aldea descorriendo la cremallera del corazón, de poema en poema desnudando el alma con demasiado poco pudor. Sólo somos peregrinos que a cada paso constatan que tanta maravilla no podrá, no sabrá, no conseguirá callar. En un albergue, en un hogar, en una cuna... nos dieron acogida y ternura y por eso también supimos que los lazos de supremo amor perduran por la eternidad. En realidad no sabemos mucho más, sólo lo que nos susurran nuestras guitarras raídas, las alboradas, floridas y calladas, de todas nuestras vidas.

El río

10 de Marzo de 2015
El Misterio de las infinitas formas, colores y sonidos no termina de entrar en nuestros reducidos monitores encima de la mesa. Clavamos nuestra mirada en las más diferentes pantallas, pero allí apenas daremos con asomo de Su Presencia, con atisbo de Su Huella. ¿Cómo vivir a Dios sin haber tomado el sendero del río y haber escuchado el canto de sus aguas y el trino de los pájaros? ¿Cómo vivir a Dios en la distancia, en el medio del artificio y del asfalto?

Necesitamos del río para alcanzar la Fuente. Urgimos del canto para llegarnos al Canto, de la belleza para alcanzar la Belleza, los supremos arquetipos de la armonía y la hermosura. ¿En medio de los asfaltos sin ríos, sin árboles, sin pájaros…, cómo daremos con las pistas del Dios verdadero? Nos pueden salvar los ojos del compañero, del hermano también urgido, necesitado. Una deuda con los que más sufren nos puede aún clavar en medio del ruido, la contaminación y el gran laberinto urbano, pero debe haber allí también una huída, un pasadizo a la Tierra pura, no contaminada.

Peregrinación a las Fuentes

27 de Enero de 2015
Me hubiera gustado vestir su taparrabos y recorrer igualmente descalzo, con su palo de bambú en la mano, esa India sin locura de ruidos y coches; marchar rumbo a las Fuentes del Ganges con su calabaza llena de agua y su ajada manta al hombro. A menudo nos falta un plus de valentía para acometer las empresas más importantes de nuestra vida.

De cualquier forma le he acompañado en un viaje que jamás olvidaré. Hay libros capaces de marcarte para el resto de tus días. Un gripazo oportuno me ha clavado en la cama y permitido devorar “Peregrinación a las Fuentes”. Me he postrado a los pies de Ghandi y otros tantos maestros y shadus, he llorado a la princesa de piel blanca, ahuyentado a los cuervos que, a los pies del Himalaya, acechaban su cuerpo moribundo… Vengo tocado por el largo viaje con Lanza de Vasto por la India ancestral de los años treinta. Escribo bajo el impacto de lo que vivió y escribió el fundador de las Comunidades del Arca en aquel alarde de fortaleza juvenil e interior. Porque Shantidas a la edad de treinta y cinco años no era sólo un guía humano, un maestro sincero, grande, exigente consigo mismo, sino que era también un cronista y sobre todo poeta extraordinario.